www.afasia.org

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

Tratamientos en grupo

Rehabilitación intensiva del lenguaje en grupo en afásicos crónicos

Estos resultados se han obtenido mediante la utilización de un método de  rehabilitación del lenguaje, basado en la CONSTRAINT INDUCED MOVEMENT THERAPY (CIMT), un técnica desarrollada por Taub para la rehabilitación de la paresia del miembro superior por daño cerebral sobrevenido.
 
Tal y como señalan Pulvermüller  y cols. (2001), los afásicos desarrollan en muchos casos conductas compensatorias, recurriendo a formas de comunicación no verbal como mecanismos para contrarrestar la expresión hablada, como gestos, señas,  modulaciones de la voz, dibujos y la escritura, en el caso de que la conserven.
Se ha señalado que el uso de estas  conductas compensatorias obedece a un proceso de aprendizaje, ya que este tipo de comunicación les proporciona éxito, dando lugar a su uso aumentado. Al tiempo, como consecuencia y debido a las experiencias negativas con la comunicación verbal y/o incluso el fracaso, conduce gradualmente a un deterioro e incluso abandono del uso de la misma en su vida diaria con las personas de su entorno.  El fallo de comunicación verbal puede considerarse como un aprendizaje de pérdida de  funcionalidad del lenguaje. . El desarrollo de la no funcionalidad de la mano dañada en personas hemiparésicas presenta similitudes conceptuales a la utilización del lenguaje verbal en personas afásicas. Esta similitud, sugiere la posibilidad potencial de aplicar las estrategias de rehabilitación de la mano hemiparésica a la afasia. La rehabilitación se conoce como Constraint Induced Movement  Therapy (CIMT), que fue desarrollado por Taub y cols (1999, 2002).   La combinación de la restricción de formas de comunicación alternativas junto a una terapia basada en el establecimiento de conductas  lingüísticamente relevantes y prácticas, da lugar a una nueva concepción de rehabilitación del lenguaje llamada Constraint-Induced Aphasia Therapy (Pulvermüller y cols., 2001; Neininger y cols., 2004, Meinzer y cols.  2007).
 
Los pacientes trabajan durante 10 días seguidos en grupos de tres personas en una terapia basada en juegos de lenguaje.  Los pacientes trabajan al menos tres horas diarias.

El tratamiento se basa en los siguientes principios

  • El material y las técnicas empleadas deben representar conductas relevantes
  • El material utilizado para conseguir la restricción tiene que conseguir focalizar la producción verbal.

La terapia implica que el lenguaje hablado sea considerado la principal vía de comunicación (restricción del lenguaje no verbal), esto no significa que el objetivo es no permitir ningún tipo de gestos para siempre. Es bien conocido que el sistema motor y el verbal a nivel corteza cerebral son interdependientes y que el uso de gestos puede de hecho facilitar el lenguaje hablado. Por eso, el uso de la comunicación verbal es reforzado, mientras que el uso de los gestos es restringido como primera estrategia comunicativa. 
 
Hemos indicado que para adaptar los principios básicos de la CI es fundamental aplicar estrategias de aprendizaje progresivo y que lo aprendido fuese relevante para el paciente. Es decir que el lenguaje utilizado en el entrenamiento debe ser muy parecido a el lenguaje de la vida diaria.

Los principios básicos de la terapia comunicativa de la afasia (Citada por Pulvermüller and Roth, 1991)

  • El material clínico tiene que estar relacionado o ser muy parecido a la comunicación en la vida diaria
  • La secuencia comunicativa en la intervención clínica debe ser similar a la que se produce en una conversación en la vida diaria
  • El nivel de conocimientos relevante para la comunicación  de los participantes debe ser congruente con el conocimiento de los participantes en una conversación natural
  • Los objetivos y estrategias comunicativas de los participantes deben ser las mismas a aquellas que serían las normales en una conversación natural
  • Es necesario que el paciente pueda poner en práctica lo aprendido de forma repetida.

Preparación cognitiva: Prestamos atención a la preparación cognitiva del paciente porque se ha demostrado que una mejor comprensión del tratamiento lleva a una mejor cooperación en la terapia obteniéndose así mejores resultados.

La preparación cognitiva consiste en:

  • Explicación de la teoría del CI
  • Fijar los objetivos conjuntamente con el paciente
  • Explicación a los familiares.

Evaluación pretratamiento: 2 horas
Información para familiares y preparación cognitiva: 1 hora
Composición: El programa se hace en grupos de tres personas, con una terapeuta y un co-terapeuta.
Duración: tres horas de lunes a viernes por la mañana durante dos semanas. El fin de semana que entra en el tratamiento se aprovecha para hacer ejercicios específicos de 1 y 30 minutos a 2 horas diarias.
 
El programa lo realizará un psicólogo con especialidad en pensamiento y lenguaje y/o neuropsicólogo.

 

Patrocinadores

TELUR, S.A., Empresa especializada en construcción, alquiler y rehabilitación de viviendas, nos ha facilitado las intalacíones de nuestras oficinas.