tipos de afasia (dca)

En la mayoría de los casos, las afasias por DCA son consecuencia de un accidente cerebrovascular, aunque también pueden ser provocadas por un tumor, una infección o incluso por un fuerte impacto en la cabeza. Dependiendo de la localización de la lesión, la persona afectada presenta distintos problemas de comunicación.

 

Aunque todas las personas con afasia tienen dañada en menor o mayor grado la denominación – capacidad para decir el nombre de un objeto/concepto – existen tres variables que ayudan a un profesional a clasificar el tipo de afasia concreta:

 

Fluidez: cantidad de palabras que emite el afectado al expresar una oración.

Comprensión: capacidad del afectado para entender palabras, frases y textos.

Repetición: capacidad del afectado para replicar sonidos.

 
 

1.  AFASIA GLOBAL 

(NO FLUENTE, NO COMPRENDE, NO REPITE)

 

Los trastornos del habla son severos. En la mayoría de los casos las personas con este tipo de afasia logran decir únicamente unas pocas palabras y su comprensión del lenguaje es también muy limitada. Además, no pueden leer ni escribir y presentan una mala capacidad de imitación. Es la forma más grave de afasia.

 

 

2.  TRANSCORTICAL MIXTA

(NO FLUENTE, NO COMPRENDE, REPITE)

 

Es un tipo de afasia que raramente se da. Muy parecida a la afasia global, pero con la diferencia de que la repetición queda preservada. Las personas con este tipo de trastorno son capaces de repetir frases largas con relativa facilidad. No obstante, no entienden lo que están replicando.

 

 

3.  AFASIA DE BROCA 

(NO FLUENTE, COMPRENDE, NO REPITE)

 

Las personas con este tipo de afasia se caracterizan por tener el ritmo y la entonación alterados. Articulan con esfuerzo y en fase aguda suelen utilizar expresiones estereotipadas (pa pa pa… ). Presentan errores de sustitución, omisión o adición de sílabas/fonemas. Su discurso se reduce a sustantivos y a verbos en infinitivo. Además, tienen mucha dificultad en formar diminutivos y aumentativos.

 

Por otro lado, la comprensión auditiva está relativamente preservada, aunque es común que les cueste entender oraciones complejas (pasivas, relativas o condicionales). La repetición, en cambio, queda alterada por la omisión de preposiciones, morfemas derivativos, artículos y adverbios.

 

Por último, en las afasias de broca la lectura global queda preservada. Es decir, los afectados leen por significado. En las formas más severas pueden entender el significado de las palabras, pero no pueden leerlas en voz alta. En formas menos severas cambian palabras y omiten artículos, preposiciones o morfemas derivativos. La escritura también la tienen alterada, manifestando problemas de conversión entre un fonema y su grafema.

 

 

4.  TRANSCORTICAL MOTORA 

(NO FLUENTE, COMPRENDE, REPITE)

 

A diferencia de la afasia de Broca, en este tipo de afasia queda preservado el ritmo y la entonación. Esto no quiere decir que la persona con afasia sea fluente, pues presenta un discurso poco organizado, empleando frases simples y estereotipadas (incluso en fase aguda puede haber mutismo). Aunque utiliza artículos y preposiciones, le cuestan mucho los pronombres, verbos y adjetivos (mejor rendimiento con sustantivos).

 

La comprensión auditiva se mantiene, habiendo algunas dificultades en oraciones complejas y verbos baúl (tener, hacer, poner). Los problemas en lectura y escritura son similares a los que puede haber en la afasia de Broca. Sin embargo, en la afasia transcortical motora la repetición no se ve alterada.

 

 

5.  AFASIA DE WERNICKE 

(FLUENTE, NO COMPRENDE, NO REPITE)

 

Una persona con este tipo de afasia tiene un lenguaje espontáneo, fluido y bien articulado. No obstante, este lenguaje está lleno de parafasias y de neologismos. El afectado denomina mejor sujetos y verbos, teniendo mayor dificultad con los sustantivos. Además, utiliza de manera incorrecta elementos sintácticos y preposicionales.

 

La comprensión auditiva está muy afectada, siendo mejor el rendimiento en la comprensión escrita. Esto ocurre porque tiene dañado el acceso al almacén semántico. La lectura global también suele estar alterada (lectura letra a letra); y en cuanto a la escritura presenta dislexia superficial, errores con verbos irregulares y faltas de ortografía.

 

 

6.  SENSORIAL TRANSCORTICAL

(FLUENTE, NO COMPRENDE, REPITE)

 

A diferencia de una afasia de Wernicke, que tiene la repetición muy alterada, este tipo de afasia se caracteriza por preservar la réplica de sonidos. Y, aunque en ambos casos se produzca un habla fluida y vacía, en las afasias sensoriales no suele haber tantos neologismos ni parafasias. En contrapartida, las personas con esta afasia suelen repetir las últimas palabras utilizadas por el interlocutor; y con frecuencia utiliza un patrón ómnibus (“una cosa”, “un eso”…). En cuanto a la comprensión, su acceso al almacén semántico está dañado. La escritura también está afectada y, aunque la lectura en voz alta la preservan, no entienden lo que están leyendo.

 

 

7.  AFASIA DE CONDUCCIÓN

(FLUENTE, COMPRENDE, NO REPITE)

 

El ritmo y la entonación están preservados en las afasias de conducción. El lenguaje es espontáneo y fluido, aunque con continuas interrupciones para buscar una palabra. La persona con este tipo de afasia está constantemente corrigiéndose y aproximándose a la expresión que desea trasmitir. Se suceden las parafasias en un discurso poco organizado y con errores de sintaxis. Al afectado le cuesta mucho denominar palabras aisladas en una imagen; esto no ocurre cuando la palabra está en un contexto (frase).

 

La comprensión auditiva se mantiene relativamente en frases, aunque hay cierta dificultad a la hora de distinguir preposiciones y adverbios. No obstante, cuando una palabra está aislada, presentan dificultades en saber si dicha palabra es real o no. Esto ocurre porque su acceso al almacén léxico está dañado.

 

Pero si hay algo que característico de las afasias de conducción, es que la repetición siempre está muy alterada. Hay parafasias frecuentes a la hora de replicar. La lectura global está preservada por significado (a veces cambian palabras). Por último, la conversión de fonema a grafema está alterada en la escritura.

 

 

8.  AFASIA ANÓMICA 

(FLUENTE, COMPRENDE, REPITE)

 

Este tipo de afasia afecta a los sustantivos. El discurso es fluido, pero se interrumpe en el intento de expresar una determinada palabra. Por este motivo, los afectados dan rodeos para explicar lo que quieren decir. La compresión la preservan, a no ser que el sustantivo esté aislado de forma oral o escrita. No cometen errores ni en la repetición ni en la lectura. En cambio, aunque la escritura al dictado sea buena, pueden tener problemas para encontrar sustantivos en la escritura espontánea.